En 2014 el Alcalde prometió aprobarlo en 5 meses y han pasado 26

23.01.17. La concejala de IU-V, Adoración Peñas, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para abordar un extremo -aún inédito- de un debate que últimamente ocupa un lugar muy destacado en la agenda política local, el que se refiere a la rehabilitación del conjunto histórico de Lorca, y dentro de él, el que afecta a la tramitación del nuevo PEPRI (Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral del Conjunto Histórico de Lorca).

Adoración Peñas señala que tras el Pleno monográfico sobre el conjunto histórico realizado el pasado mes de diciembre, el debate que allí se desarrolló y los acontecimientos posteriores -entre ellos muy destacadamente la noticia de que habrá dinero para la rehabilitación de la Plaza de Toros, que pese a ser BIC, no está en el corazón histórico de la ciudad- cada vez estamos más convencidos de que la única solución al estado de ruina y abandono en el que se encuentra el casco histórico de Lorca pasa por la combinación de varios factores.

Primero voluntad política más allá de las palabras. Después dinero público en cantidad y bien gestionado, que se gaste abordando el conjunto histórico como un todo integral, más allá de recuperar iglesias y casonas o palacetes de particulares, y tercero aplicación de dos leyes básicas: la Ley de Patrimonio Histórico Español y la de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

Para la concejal de IU-V resulta imprescindible implementar todos los mecanismos que se establecen en esas normas y entre ellos, y muy particularmente, hacer cumplir la exigencia legal que tienen todos los propietarios de inmuebles en el conjunto histórico lorquino de mantener en condiciones sus propiedades catalogadas, cumpliendo con las obligaciones inherentes a ello, y, en su caso, recurrir a la vía expropiatoria. Lo que no nos vale, sostiene la concejala, es lo que se ha hecho hasta la fecha: rehabilitar con el dinero de todos las casonas de unos pocos, sin ningún retorno público para el pueblo de Lorca, y sin una evaluación sobre si esa rehabilitación cumple con las exigencias derivadas de los diferentes grados de protección de cada uno de los inmuebles restaurados. Y todo ello, concluye Adoración Peñas, mientras se produce un proceso acelerado de deterioro del conjunto histórico, con inmuebles que se caen a trozos y con declaraciones de ruina y posterior demolición que pueden acabar en muy poco tiempo con lo que queda de nuestro corazón histórico.

Entrando en la materia específica del PEPRI, Adoración Peñas ha recordado que el PEPRI que está aún en vigor se aprobó definitivamente en marzo de 2.000. Un documento que por entonces estaba llamado a ser la principal herramienta para proteger y rehabilitar (de manera integral) el conjunto histórico de nuestra ciudad, pero que tras casi 17 años de vigencia de ese Plan, la impresión más cierta, avalada además por la contemplación del estado en el que se encuentra el corazón histórico de la ciudad, es que se ha tratado de un Plan que no ha funcionado por falta de voluntad política para hacerlo cumplir junto a las leyes de protección del patrimonio histórico y cultural. En este punto ha advertido que será una exigencia de IU-V que, cuando este Plan sea sustituido por un nuevo PEPRI, se proceda a evaluar el rendimiento del anterior. Queremos un informe de evaluación de la política pública de protección del conjunto histórico de Lorca desde ese PEPRI de 2000 hasta la fecha.

La concejala de IU-V ha utilizado una nota de prensa del propio gobierno municipal, de noviembre de 2014, que aún es posible localizar en la web oficial del Ayuntamiento de Lorca, en la que textualmente se afirmaba que “El Ayuntamiento adjudica la redacción del nuevo PEPRI para el casco histórico que deberá estar finalizado en 5 meses”.

Vamos para febrero de 2017, y ya han pasado 26 meses de una noticia que nos advertía en 2014 que el nuevo PEPRI estaría elaborado en cinco meses. Y lo peor, afirma Adoración Peñas, es que además del tiempo transcurrido nos constan dos cuestiones que no nos llevan a pensar lo mejor sobre el nuevo PEPRI. La primera es que pese a los compromisos adquiridos al respecto, no se ha llamado en ningún momento para su elaboración a las asociaciones de defensa del patrimonio cultural de la ciudad; tampoco se ha dado cuenta a los grupos de la oposición (o al menos no se ha dado cuenta a IU-V) y, en el lado contrario, si nos consta que se están produciendo reuniones con propietarios particulares.

Y desde luego siendo esto así nos tememos lo peor. Y lo peor es: 1) que se dé prioridad a la solución de situaciones particulares sobre la solución global e integral que debería presidir los trabajos de elaboración del nuevo PEPRI, 2) que se restauren con el dinero de todos unos cuantos inmuebles de unas pocas y señaladas familias lorquinas, 3) que no haya retorno público de esas rehabilitaciones, 4) que se flexibilicen los grados de protección de los inmuebles catalogados, posibilitando intervenciones en los mismos que supongan una pérdida irreparable del patrimonio cultural de Lorca, 5) que el interés privado prime sobre el interés público que exige proteger un conjunto histórico-artístico así declarado en 1964, 6) que mientras todo ello sucede prosiga el deterioro del conjunto, con expedientes de ruina y demolición de edificios catalogados, cuando no con derrumbamientos de edificios catalogados -o de parte de sus elementos- que caen a la vía pública deteriorando el conjunto y poniendo en peligro la vida e integridad de los viandantes, y 7) que este gobierno local haya adoptado para el casco histórico de Lorca (para nuestro patrimonio cultural) la misma filosofía que tiene declarada para nuestro patrimonio natural y concretamente para la zona protegida de Cabo Cope-Calnegre. En definitiva que el gobierno local haya apostado por su supuesta puesta en valor, sin respetar los valores ambientales y culturales de ambos patrimonios que Lorca atesora.

Así pues, desde ya, el Grupo Municipal de IU-V exige del gobierno local del PP acceso al nuevo PEPRI, explicaciones sobre su retraso, sobre su tramitación, sobre quién ha intervenido en su tramitación, sobre las reuniones (con nombres y apellidos de propietarios) habidas, sobre la inexistencia de participación de los colectivos sociales que se han formado en torno a la defensa del patrimonio local, y sobre los posibles cambios que se puedan producir en los grados de protección de cada uno de los inmuebles catalogados.

En ese sentido ha adelantado que IU-V va a reclamar formalmente en el próximo Pleno acceso a los documentos de PEPRI. Vamos a analizarlos con quienes defienden los intereses generales y vamos a plantear todas las alternativas posibles a la conservación y rehabilitación de nuestra riqueza histórica, situando el interés general por encima de los intereses particulares.

Actualizado (Lunes, 23 de Enero de 2017 12:21)

 
buy Dapoxetine