Gloria Martín ha pedido la mediación del Ayuntamiento para evitar la desaparición de oficinas, especialmente en pedanías, y que sus habitantes, la mayoría de edad avanzada, tengan que desplazarse kilómetros y kilómetros para realizar cualquier gestión financiera

14/09/17.- La concejala de IU-Verdes, Gloria Martín, ha alertado hoy del cierre de más del 30% de sucursales bancarias con las que contaba Lorca antes del inicio de la crisis en 2009. Para la edil, la privatización y la concentración del sector financiero ha ocasionado también una importante destrucción de empleo en el municipio, que ha cifrado en torno a los 200 puestos de trabajo en este periodo. Además, se ha incrementado en un 20% el número de personas que carecen de este servicio en su lugar de residencia.

Martín explicó que se trata de una forma de “exclusión financiera” que afecta especialmente a los habitantes de las zonas rurales de Lorca, aunque también afecta a los habitantes de barrios como San Diego, San Cristóbal, La Viña o Virgen de las Huertas.

La edil de IU-Verdes explicó que hay zonas, como las Tierras Altas de Lorca, donde hay pedanías que carecen de sucursales bancarias y/o cajeros, como Coy o Avilés. En otras, como Zarcilla de Ramos se han cerrado la mitad de las que había.

Además, la digitalización progresiva del sector bancario ha multiplicado los efectos de la brecha digital existente entre zonas urbanas y rurales, contribuyendo también a la mencionada exclusión bancaria.

Por todo ello, Gloria Martín ha pedido al Ayuntamiento de Lorca y a su alcalde, Fulgencio Gil, que “medie” para evitar que las entidades financieras cierren sucursales en las pedanías, dejando sin servicio a muchos ciudadanos de zonas rurales. La edil de IU-Verdes recordó la clausura de estas oficinas supone “un incumplimiento por parte de las entidades de las condiciones en las que se firma el contrato con los usuarios”. Igualmente ha sostenido que los cierres de cajas rurales incumplen las directrices del Banco de España, “ya que no están siendo anunciados a sus clientes con los meses de antelación que marca éste”. “Ante este hecho algunos ayuntamientos están poniendo a disposición hojas de reclamaciones debidamente cumplimentadas para presentar ante la entidad bancaria”, ha apuntado, lo que también “debería estar facilitando el de Lorca”.

Para Martín, el Ayuntamiento no puede permanecer impasible ante la pérdida de este servicio. “No podemos consentir que muchos vecinos, la mayoría de avanzada edad, tengan que desplazarse kilómetros y kilómetros para realizar cualquier gestión financiera”, ha señalado. La edil de IU-Verdes también ha indicado que el cierre masivo de oficinas bancarias no contribuye a fijar la población en el medio rural y perjudica a la industria turística: “¿Cómo garantizamos el consumo en un pueblo donde no se encuentra un cajero?”, se ha preguntado.

 
buy Dapoxetine