Los concejales de esta formación, Pedro Sosa y Gloria Martín, lamentaron que hayan pasado cinco años desde la riada de San Wenceslao -que costó la vida a cinco vecinos y originó pérdidas materiales por valor de más de cien millones de euros- sin que las administraciones públicas hayan aportado soluciones para mitigar los riesgos ante posibles lluvias torrenciales. Además denunciaron que el Ayuntamiento esté otorgando licencias para la construcción de cebaderos en plena zona endorreica de la rambla de Nogalte, lo que calificaron de “terrible irresponsabilidad”.

02/10/17.- Los concejales de Izquierda Unida-Verdes, Pedro Sosa y Gloria Martín, han reclamado “soluciones urgentes” a la situación de vulnerabilidad ante avenidas de la huerta de Lorca, cuando se cumple un lustro de la riada de San Wenceslao que costó la vida a cinco vecinos y originó pérdidas materiales por valor de más de cien millones de euros.

IU-Verdes se suma a las demandas de Pailorca, la plataforma de afectados por las inundaciones de 2012, que recientemente ha denunciado que, de producirse lluvias torrenciales similares a las de aquel año, "ocurría exactamente lo mismo", porque "poco se ha hecho desde entonces".

Los concejales de IU-Verdes se preguntaron a qué espera el Gobierno de la Comunidad Autónoma para ejecutar el proyecto de ampliación de los vanos bajo la plataforma de la autovía de Águilas, para incrementar la capacidad de drenaje.

También exigieron a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) la construcción de presas de laminación en las ramblas de Béjar y de Nogalte, que minimicen el impacto de posibles avenidas de agua y mejoren las condiciones de seguridad de la huerta de Lorca ante futuras riadas. La CHS tampoco ha abordado el encauzamiento de la rambla de Biznaga, una de las que se desbordó en el año 2012.

Sosa y Martín lamentaron que transcurridos cinco años desde la tragedia, los poderes públicos no hayan sido capaces de poner en marcha soluciones para mitigar los riesgos ante posibles lluvias torrenciales.

Los ediles de IU-Verdes recordaron también que los devastadores efectos de la riada de 2012 no solo tuvieron que ver con el caudal que se generó, sino también con construcciones que alteraron el paso natural del agua. En ese sentido, acusaron al Ayuntamiento de estar concediendo, actualmente, licencias para la construcción de cebaderos en plena zona endorreica de la rambla de Nogalte, lo que calificaron de “terrible irresponsabilidad”.

 
buy Dapoxetine