Afirman que esta carencia ocasiona sobrecarga en el resto de profesionales que tiene que atender las problemáticas sociales de los colectivos más vulnerables

 

10.10.2017. Adoración Peñas, concejal de IU-Verdes, ha denunciado las consecuencias que supone la carencia de trabajadores sociales en el ámbito sanitario.

La edil manifiesta que este perfil profesional se conoce y asocia al ámbito de los servicios sociales municipales y a las ONG´S, pero señala que es imprescindible que exista la figura del trabajador social en todos los centros de salud y centros hospitalarios públicos.

Según Peñas, son diversas las funciones que ejercen estos profesionales dentro de un equipo multidisciplinar, como llevar a cabo estudios de los factores de riesgo y protección relacionados con la salud, de los individuos, las familias, los grupos, las organizaciones y las comunidades; planificar intervenciones psicosociales en el contexto sanitario o implementar programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Afirma que para una valoración integral del paciente es necesario un equipo multidisciplinar, compuesto por profesionales de medicina, enfermería y trabajo social, puesto que no solo se tratan los problemas de salud sino también los factores sociales que guardan relación con dicho problema de salud, ya que dicha forma de valoración es de vital importancia para colectivos como pueden ser los ancianos, los enfermos crónicos, las personas con enfermedad mental grave, enfermos terminales, los que presentan problemas de adicción, casos de violencia de género, etc.

A pesar de eso, desde IU-Verdes denuncian que no se apuesta por ese modelo desde la administración, lo que conlleva dejar desatendidos los factores sociales que inciden en la problemática de los usuarios, así como la repercusión que tiene sobre otros profesionales.

Tal es el caso del centro de salud de San Diego. La edil recuerda que se trata de un centro masificado, al cubrir zonas urbanas con altas densidades de población y que atiende a un amplio porcentaje de población inmigrante que, en ocasiones, requiere de una atención social más específica.

Peñas alerta que únicamente existen dos trabajadores sociales en toda el área III de salud, uno en Totana y otro en el hospital Rafael Méndez y que la carencia de trabajador social en este centro de salud (como en el resto) provoca que otros profesionales como los pediatras, tengan que ejercer el trabajo social en ocasiones para dar respuesta a las diversas problemáticas sociales que presentan los usuarios de los servicios de salud.

Desde IU-Verdes lamentan profundamente esta situación, consecuencia directa de no existir esta figura profesional, que está reconocida por la legislación autonómica,  lo que provoca que dejen de realizarse funciones como orientación, apoyo y asesoramiento a familias, individuos y grupos; información sobre prestaciones, acceso y utilización de los recursos sanitarios y sociales existentes o la valoración y captación de situaciones y grupos de riesgo en colaboración con el resto de profesionales.

La edil manifiesta que su formación ha recibido numerosas quejas de usuarios y profesionales que denuncian la saturación de algunos profesionales como pediatras y matronas que no pueden desempeñar con agilidad su trabajo al necesitar, además de un aumento de plantilla, a trabajadores sociales que atiendan los factores sociales mencionados.

Por tanto, desde IU-Verdes exigen al alcalde que reivindique ante la gerencia del área III de salud y ante la propia CARM que cumplan con su obligación de implantar un trabajador social en todos los centros de salud, especialmente en aquellos que atienden un porcentaje mayor de población vulnerable, recordándole que la administración local debe velar por que servicios públicos esenciales como los sociales o los sanitarios tiendan a crecer y mejorar en lugar de sufrir más recortes, prestando especial atención también al colectivo de las matronas.

Actualizado (Martes, 10 de Octubre de 2017 08:43)

 
buy Dapoxetine