La concejala de esta formación, Gloria Martín, ha acusado al equipo de Gobierno local de “montarse” una cuadrilla de peones “low cost” a los que paga en torno a 450 euros durante seis meses, en vez de ampliar su servicio de mantenimiento con trabajadores cualificados con condiciones laborales y retributivas dignas

17/10/17.- La concejala de Izquierda Unida-Verdes en Lorca, Gloria Martín, ha acusado hoy al Ayuntamiento de fomentar el trabajo precario, al encomendar a los alumnos de los talleres de formación y empleo labores de reparación de la vía pública que deberían acometer empleados con cualificación y condiciones laborales dignas.

Los 32 alumnos beneficiarios del programa de Garantía Juvenil de Lorca, subvencionado con 350.000 euros por el Servicio de Empleo y Formación (SEF) de la Región de Murcia, cobrarán en torno a los 450 euros durante seis meses, lo que Martín calificó de práctica “cercana a la explotación”.

Para IU-Verdes, lo normal es que cada joven se formara durante varios meses junto a un trabajador del que aprendiera la práctica profesional. Sin embargo, lo que pretende el Ayuntamiento es tener una cuadrilla de peones “low cost”, supervisados por empleados municipales, bajo la apariencia de programas de aprendizaje.

Para la edil de IU-Verdes estos jóvenes son víctimas del modelo neoliberal implantado por el Partido Popular: contratos basura, temporalidad y precariedad. En ese sentido, lamentó que el Ayuntamiento sirva de “pésimo ejemplo”, en vez de desarrollar una labor ejemplificadora que reduzca las desigualdades que genera el modelo de mercado actual.

Por ello, su formación elevará una propuesta al próximo Pleno Municipal para que el Ayuntamiento amplíe su servicio de mantenimiento de manera que se encargue “barrio a barrio y camino a camino” de las labores preventivas y correctivas que precisan los espacios públicos del municipio. Martín abogó porque los trabajadores de dicho servicio tengan “cualificación profesional” y les sean aplicadas “las condiciones laborales y retributivas más beneficiosas del convenio colectivo de legal aplicación a nivel sectorial y territorial”.

La justificación para la ampliación de dicho servicio viene dada por el grave estado de deterioro de sufren la mayoría de barrios: aceras rotas o resbaladizas, arquetas levantadas, mobiliario urbano en mal estado o incluso cables de acero asomando por la vía pública, a lo que hay que sumar las obras que no están correctamente balizadas y que salpican toda la ciudad. La edil de IU-Verdes explicó que sólo en el último mes su formación ha tenido conocimiento de cuatro caídas de vecinos que precisaron atención sanitaria. Alguna incluso se saldó con fracturas óseas. Para Martín, esto es un fruto del déficit de mantenimiento por parte del Ayuntamiento “que es el responsable de mantener en perfecto estado los bienes de su titularidad”.

Por ello, apostó por un servicio de mantenimiento y reparación de la vía pública “profesionalizado” y con capacidad suficiente para abordar las múltiples necesidades del municipio, que genere, además, “empleo de calidad”. Martín también criticó la política de “ahorro de costes” aplicada por el equipo de Gobierno municipal del PP en las obras que se llevan a cabo en la ciudad. “Se ejecutan de manera deficiente o se emplean materiales de mala calidad que hacen que, a los pocos meses de concluirse, ya necesiten reparaciones”, se lamentó.

Actualizado (Martes, 17 de Octubre de 2017 10:13)

 
buy Dapoxetine