Según Gloria Martín, la central, que finalmente no será construida en Lorca pese a las promesas del PP, no sólo no reportará ningún beneficio directo al municipio, sino que la línea aérea de evacuación de la energía eléctrica, sí atravesará suelo lorquino, generando una importante afección en la población y el Medio Ambiente

24.10.17.- La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha denunciado una nueva “estafa” del Gobierno local del PP a la ciudadanía de Lorca, en relación a la construcción de una planta de energía solar fotovoltaica de 400 megavatios proyectada inicialmente en la pedanía de Almendricos y que, finalmente, se materializará en el municipio vecino de Puerto Lumbreras.

Martín recordó que el anterior alcalde del PP, Francisco Jódar, anunció en 2015 dicha actuación –que requerirá una inversión de 238 millones de euros–  e informó que los promotores estaban “a punto” de que se les concediera la autorización administrativa y que, inmediatamente después, el Ayuntamiento de Lorca otorgaría la licencia de obras.

Según Jódar, se trataba de una de las plantas “más grandes del mundo” que, junto a la de Andaltia, proyectada en las pedanías altas –anunciada desde 2011 sin que hayan comenzado las obras seis años más tarde– “generaría riqueza” “crearía 2.000 puestos de trabajo” y convertirá a Lorca en “un polo de producción de energía solar fotovoltaica”. “El PP ha estado engatusando a los lorquinos con proyectos fantasiosos como las megaplantas solares más grandes del mundo mundial o centros logísticos de negocios, turismo y ocio chinos, vinculados a inversiones multimillonarias y a la creación de miles de puestos de trabajo”, criticó Martín, quien recordó que, “tras una década de gestión peliculera, son sólo humo”.

Respecto a la planta de la empresa Desarrollos Fotovoltaicos Carril 400 que será construida finalmente en Puerto Lumbreras, ésta no sólo no reportará ningún beneficio directo al municipio, sino que la línea aérea de evacuación de la energía eléctricaobtenida de la planta, sí atravesará suelo lorquino, generando una importante afección en la población de las pedanías de La Escarihuela y La Campana-Pozo Higuera. La edil de IU-Verdes destacó numerosos informes científicos, incluidos los elaborados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que vinculan las Líneas de Muy Alta Tensión (LAMAT) con un aumento drástico de la leucemia infantil, y señaló que las que darán servicio a esta planta “volarán a escasos 400 metros de núcleos de población”. 

Desde el punto de vista medioambiental, Martín recordó que la línea, de casi 18 kilómetros de trazado, también sobrevolará espacios europeos protegidos de la Red Natura 2000. Concretamente, la planta colindará por el oeste con el límite del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Cabezo de la Jara y Rambla de Nogalte; en su límite suroriental lo hará con el LIC Sierra de Enmedio. Por su parte, la Línea Aérea de Muy Alta Tensión quedará a 130 metros del LIC ‘Sierra de Almenara’, y a 250 de las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) de dicha sierra, la de Moreras y Cabo Cope.

Martín recordó que estos espacios tienen por finalidad asegurar la supervivencia a largo plazo de especies protegidas y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. La Red Natura 2000 es, de hecho, el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea que, en este caso, queda amenazado por un proyecto que pretende instalar en espacios de su protección torres de más de 70 metros de altura cada 400 metros. La planta también se construiría en las inmediaciones de Lugares y Puntos de Interés Geológico contemplados en el Plan General de Lorca, y dentro de la Zona de Alto Riesgo de Incendios “Torrecilla”.

Por todo ello, Martín ha instado al Consistorio lorquino a presentar alegaciones al proyecto, que tiene un plazo de 30 días para hacerlo, para lo que IU-Verdes presentará una moción de urgencia al próximo Pleno Municipal.

 

 
buy Dapoxetine