Aseguran que miles de familias en el municipio necesitan este recurso que se viene realizando en diferentes municipios de la Región desde hace años

16.03.2018.  Adoración Peñas, concejala de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, denuncia que la partida de becas comedor se mantenga congelada para el curso 2018-19 (3,8 millones de euros) cuyo plazo de solicitud ha expirado hace apenas una semana e insiste en la necesidad de ampliarlas, así como de abrir comedores escolares durante los meses de verano.

La consejera ha reconocido que la partida para estas becas se mantiene igual a la del año pasado, en 3,8 millones de euros, una cuestión independiente a las ayudas para libros.

Según la Consejería, esta partida permitirá otorgar 5.000 becas de comedor, y otros 1.000 alumnos se verán beneficiados de ayudas al transporte escolar y comedor, por lo que la cifra de alumnos se acerca a 6.000, una cifra a todas luces insuficiente para la edil, ya que solo en el municipio de Lorca, existen centros como el San Cristóbal con más de 600 alumnos, en el que un alto porcentaje de los mismos necesitan ayudas para comedor escolar con el fin de garantizar que tengan, al menos, una comida al día en condiciones.

Peñas advierte que es necesario contextualizar el importe de las ayudas concedidas con el entorno y manifiesta que, para poder ser perceptor de la ayuda, una familia de 8 miembros no puede tener ingresos brutos mayores a 1.033 euros mensuales.

No en vano, Peñas recuerda que, según los datos ofrecidos por el último informe de UNICEF, El 40% de la población infantil de la Región de Murcia, o lo que es lo mismo, 120.000 niños en la Región están en riesgo de pobreza o exclusión, lo que supone una estimación de unos 8.400 menores lorquinos, al extrapolar los datos demográficos, ya que la población lorquina representa casi un 7% de la población total de la Región.

La edil califica de dramática la situación, que se viene repitiendo desde los años más duros de la crisis económica, y pide actuar de manera prioritaria, exigiendo al consistorio lorquino que reclame medidas urgentes ante la administración y el gobierno regional como como la realización de informes de forma periódica que permitan conocer la situación de la infancia, creando un Observatorio dedicado a la infancia; y por supuesto, invertir más dinero y recursos públicos en políticas dedicadas a los menores.

En este sentido, desde IU-Verdes aseguran que los gobiernos regional y local, ambos del PP, miren hacia otro lado y hagan la vista gorda ante situaciones tan lamentables y dramáticas y lamentan que en Lorca se nieguen sistemáticamente a la apertura de los comedores escolares en vacaciones, tal y como ha quedado demostrado en esta legislatura en la que IU-Verdes viene haciendo esta petición (siempre rechazada por el equipo de gobierno) desde 2015.

“Con la infancia no se juega” ha dicho Peñas, quien ha vuelto a insistir en la necesidad de apertura de dichos comedores, especialmente en aquellos centros escolares donde la situación generalizada de las familias es más precaria y vulnerable, más aún teniendo en cuenta que las ayudas durante el curso son muy escasas, que muchas familias se quedan fuera por los bajísimos umbrales económicos establecidos y que la comida del mediodía es la única decente al día a la que aspiran miles de niños y niñas en nuestro municipio.

 

Actualizado (Viernes, 16 de Marzo de 2018 13:02)

 
buy Dapoxetine