Las obras permanecerán en suspenso hasta que no se resuelva el recurso de otra de las empresas que licitó en ellas

 

11.04.18. Pedro Sosa, concejal portavoz de Izquierda Unida Verdes en el ayuntamiento de Lorca, ha denunciado esta mañana que la baja temeraria por parte de la UTE ARPO- MIGUEL BLÁZQUEZ en la adjudicación de las obras de urbanización de San Fernando, provocará un parón en las obras de dicho barrio hasta que se resuelva el recurso interpuesto por PROBISA, otra de las empresas que se presentó al concurso de esas obras.

 

Pedro Sosa ha relatado que al solicitar información en Contratación sobre dicha adjudicación, ha podido constatar que los precios por hora trabajada de los obreros que recoge la UTE ARPO para las obras de San Fernando, están por debajo del salario que recoge el convenio colectivo de la construcción. Por ejemplo, en el caso de los oficiales de primera el convenio estipula que han de cobrar la hora a 11.01 €, mientras que en la adjudicación de esta UTE figura a 10.52 €. Además, tampoco se incluyó en la adjudicación el 6 % de los costes indirectos, que es obligatorio.

 

Para Sosa, “es extremadamente grave que se den obras a empresas que <<roban>> a los trabajadores, mientras que el Ayuntamiento mira hacia otro lado”. Al haber solicitado explicaciones a la mesa de contratación, en presencia del concejal responsable, Javier Pelegrín, se le reconoció a Sosa que dicha adjudicación ya venía supervisada desde la Comunidad Autónoma, para sorpresa del edil, que no entiende que la supervisión de las obras que debería llevar a cabo la Administración local, se haga desde otro organismo. Esto muestra según Sosa, la dejadez y el caótico control que desde el Ayuntamiento se hace de los procesos de licitación.

 

Esta irregularidad es uno más de los dislates que se están dando en Lorca en las obras de regeneración de Lorca tras los seísmos de 2011, de las que desde Izquierda Unida se ha pedido en reiteradas ocasiones su auditoría, y provocará otro parón en la reconstrucción de San Fernando. “Pasan los meses y los años y los vecinos siguen sin volver a sus casas, mientras que desde el Ayuntamiento solo se hacen vacuas promesas sobre cuándo finalizaran las obras”, ha reconocido Sosa, “mientras que las empresas de fuera se lo siguen llevando crudo”.

 

Por todo ello, Sosa solicita que esta licitación quede en suspenso y se lleve a cabo otra con la máxima celeridad posible en la que se excluya a esta UTE por los fraudes que ha cometido.

 
buy Dapoxetine