Gloria Martín pide al PP mejoras en la accesibilidad y la movilidad peatonal mediante la supresión de barreras arquitectónicas, el acondicionamiento de un solar como aparcamiento público, la plantación de arbolado de gran porte y soluciones al inundado de parcelas por falta de imbornales, tal y como demandan los ciudadanos

09.05.18 La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha pedido hoy al equipo de Gobierno local del PP que solucione diferentes problemas que aquejan a los vecinos y vecinas del Camino Marín.

Entre ellos, destacó la invasión de una acera por el vallado de un solar que pertenece a una empresa constructora que no realiza actividad alguna en dicho terreno. Esto obliga a los peatones, y especialmente a las personas que se desplazan en silla de ruedas, a transitar por la calzada. Se trata, además, de una vía utilizada por un importante número de menores dada su cercanía al IES Ros Giner y al colegio público Ana Caicedo, por lo que los afectados reclaman una solución desde hace casi tres años.

El 2 de octubre de 2017, Martín se dirigió por escrito a la concejala de Urbanismo, Saturnina Martínez, quien respondió seis meses después -el pasado 11 de abril- asegurando que el Ayuntamiento había incoado Orden de Ejecución para que la propiedad procediera a realizar “las actuaciones necesarias”. Sin embargo, un mes después, todo sigue como estaba. Por ello, Martín pide que si se cumplen los plazos legales sin que se lleve a cabo el retranqueo de la valla, el consistorio lo ejecute subsidiariamente y cobre los trabajos a la empresa responsable.

Por otra parte, los vecinos se quejan de las numerosas barreras arquitectónicas que tienen que afrontar las personas aquejadas por limitaciones de movilidad, ya sea los que viven en la zona o quienes acuden a la comisaría y a los centros de salud próximos. Por ello exigen que se las obras de regeneración que se están llevando a cabo en el Camino Marín, contemplen la mejora de la accesibilidad de las aceras.

Los afectados también piden soluciones para el solar de 30.898 m² ubicado junto al Camino Marín, que los vecinos denuncian que se ha convertido en una “fábrica de polvo, en un foco de suciedad y en un botellódromo”. El terreno forma parte un Plan Parcial (Sector 9) aprobado en 2009 por el Ayuntamiento y sobre el que  en 2011 se llevó a cabo un Proyecto de Reparcelación.

En aquel momento el PP anunció que el sector se articularía alrededor de una importante zona verde de 6.148 m², y que el consistorio contaría con 4.588 m² para equipamiento donde se ubicaría, por ejemplo, el Espacio Joven, “del que nunca más se supo”. Además se crearían 223 plazas de aparcamiento. Sin embargo, siete años después, no se ha realizado ninguna actuación. Martín reclama que el Consistorio acondicione dicho espacio de manera provisional  para evitar el polvo en suspensión, y obligue los propietarios a vallar sus parcelas y a mantenerlas en condiciones de salubridad, tal y como establece la normativa vigente.

Otras de las quejas de los vecinos tienen que ver con el déficit de mantenimiento del parque próximo a sus viviendas o con las inundaciones que se producen en algunas de sus parcelas por la falta de imbornales o la instalación de éstos por encima del nivel del suelo. Además, piden la plantación de arbolado de gran porte en la zona.

 

 

Actualizado (Miércoles, 09 de Mayo de 2018 10:55)

 
buy Dapoxetine