El candidato a la Alcaldía, Pedro Sosa, lamentó la falta de apoyo institucional a estos colectivos y que las prioridades del actual equipo de Gobierno sean gastarse 20 millones de euros en un auditorio o tres en una plaza de toros, en detrimento de las necesidades básicas de las personas, “que para nosotros van a ser lo primero”

01.05.19 El candidato a la Alcaldía de Lorca por Izquierda Unida-Verdes, Pedro Sosa, ha mantenido un encuentro con diversas ONG’s que operan en el municipio, como ASDIFILOR - Asociación de discapacitados físicos de Lorca, AEMA III – Asociación de Esclerosis Múltiple del Área III de Salud, Down Lorca y ASPERSOLOR – Asociación de personas sordas de Lorca y comarca.

Acompañado de Gloria Martín y Jaime García, números dos y cinco de la candidatura respectivamente, Sosa manifestó su apuesta porque desde el Ayuntamiento se incentive la labor asistencial de estas organizaciones. “Lorca tiene la suerte de contar con ONG’s de reconocido prestigio que atienden muchas necesidades sociales que son competencia autonómica y municipal”, aseguró, para añadir que “invertir en ellas es garantía de un trabajo bien hecho y comprometido, porque está dirigido por las personas que más saben de su problemática al sufrirla en carne propia”.

Sosa recordó que si Lorca va a contar con un plan de accesibilidad, tiene el primer centro de neurorehabilitación de la Región, o fomenta la autonomía de las personas con síndrome de Down, autismo o discapacidad sensorial, es porque detrás hay vecinos que trabajan sin descanso ni ánimo de lucro. Por ello, lamentó la falta de apoyo institucional y que las prioridades del actual equipo de Gobierno sean gastarse 20 millones de euros en un auditorio o tres en una plaza de toros, en detrimento de las necesidades básicas de las personas, “que para nosotros van a ser lo primero”.

El candidato de IU-Verdes a la Alcaldía se comprometió con estos colectivos a acabar con las situaciones de discriminación que sufren y a promover herramientas de potenciación, visibilidad y coordinación para facilitar su trabajo “que es impagable al servicio de la sociedad lorquina”. “Lo único que piden es que les sepamos escuchar y que mostremos sensibilidad, algo que les va a resultar fácil con nosotros porque todos nuestros candidatos están implicados en algún movimiento social y conocen las carencias y limitaciones a las que estas organizaciones tienen que hacer frente cada día”, manifestó.

Sosa aseguró que el voluntariado es “una virtud cívica” con repercusiones sociales y culturales de largo alcance porque da respuesta a muchos vecinos que se sentirían “perdidos” sin la labor que desempeñan estos colectivos. Por ello, “hay que mimarlos, porque representan lo mejor que tenemos como sociedad”, concluyó.

 
buy Dapoxetine