Gloria Martín anunció que Izquierda Unida-Verdes elevará una moción al primer Pleno municipal del presente mandato corporativo para exigir la modificación puntual del Plan General de Ordenación Municipal y la suspensión de licencias de edificación, tanto de obra nueva como de ampliación o reforma sustancial, de explotaciones de ganadería intensiva en todo el término municipal de Lorca

19.06.19.- Apenas una semana después de que la concejala de Izquierda Unida-Verdes Lorca, Gloria Martín, denunciara la intención de construir dos macrocebaderos de porcino en la pedanía de Doña Inés (177 habitantes), esta mañana, vecinos de la diputación vecina de Avilés (286 habitantes) han alertado de la concesión de una licencia de actividad para otra explotación de ganado porcino de cebo de 2.000 plazas.

El cebadero estará ubicado en el paraje del Bancal Viejo, a 98 metros de la zona del policía de la rambla de Avilés (la legislación obliga a que la zona de policía comprenda cien metros desde el Dominio Público Hidráulico). Además, requerirá forzosamente la apertura de un pozo de agua para el abastecimiento de los animales y la limpieza de las instalaciones, del que “desconocemos si cuenta con autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura”, ha dicho Martín.

Al respecto, la concejala de Izquierda Unida-Verdes recordó que un cebadero de esas características consume en torno a 22.000 litros de agua al día, el equivalente a llenar, diariamente, una piscina de 6 x 5 m y una profundidad de dos metros. “Se está poniendo en riesgo la pervivencia del acuífero, al margen de la contaminación del suelo y del subsuelo”, advirtió Martín.

Se da la circunstancia de que las Tierras Altas de Lorca son deficitarias en recursos hídricos para su agricultura de secano y ecológica. “No tiene sentido que se le niegue el agua a agricultores de la zona, que desarrollan una actividad sostenible y respetuosa con el medio ambiente, para beneficiar a empresas de fuera de los pueblos que vienen a esquilmar sus recursos naturales para hacerse cada vez más ricas”, sentenció Martín.

Por ello, Martín consideró “un disparate” que la actividad cuente con informes favorables de las direcciones generales de Regadíos y Desarrollo Rural y la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura de la Consejería de Agricultura y Agua del Gobierno regional.

Esta explotación también hará inviable la apertura de un establecimiento de hospedería rural, construido en 2011, antes de la tramitación de la licencia del cebadero, y que estaba previsto inaugurar después del verano. “Ningún turista en su sano juicio contrataría el alquiler de una casa rural situada a menos de 200 metros de una nave de 2.000 cerdos y su correspondiente balsa de purines”, explicó Martín. Al respecto, la edil recordó el daño que este tipo de macro explotaciones hacen a la supervivencia de la agricultura ecológica y de secano, a la diversificación económica, a la lucha contra la despoblación y al medio ambiente.

En este sentido, Martín anunció que Izquierda Unida-Verdes elevará una moción al primer Pleno municipal del presente mandato corporativo para exigir la modificación puntual del Plan General de Ordenación Municipal y la suspensión de licencias de edificación, tanto de obra nueva como de ampliación o reforma sustancial, de explotaciones de ganadería intensiva en todo el término municipal de Lorca. “Es el momento de frenar este dislate, pararnos a pensar en qué tipo de economía y de ordenación queremos para los pueblos de nuestro municipio, y que los diferentes grupos políticos se retraten”, concluyó.

 
buy Dapoxetine