Los robos perpetrados en la iglesia y en el local social de Zarcilla de Ramos el pasado fin de semana han enrarecido el clima vecinal en la zona y ya hay ciudadanos amenazando con tomarse “la justicia por su mano”, alertó la concejala de esta formación, Gloria Martín

12.12.18.- La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha vuelto a exigir el incremento de presencia policial en las Tierras Altas de Lorca después de que el pasado fin de semana se produjeran robos y destrozos en el local social y en la iglesia de Zarcilla de Ramos.

La edil de IU explicó que se trata de un servicio imprescindible para garantizar la seguridad de los habitantes de la zona y mostró su preocupación porque el clima vecinal se esté “enrareciendo” y ya haya ciudadanos amenazando con tomarse “la justicia por su mano”, alertó.

Martín aseguró que las pedanías del norte del municipio están “totalmente desasistidas” en materia de seguridad. Únicamente existe un cuartel de la Guardia Civil en la diputación de Zarcilla de Ramos, abierto de lunes a jueves de 9 a 14 horas. La atención al público está limitada además a una sola mañana por semana, lo que supone, entre otras cosas, que los vecinos de cualquier otra diputación que acuden a presentar una denuncia se encuentran, habitualmente, con el cuartel cerrado. La excusa es que el resto del tiempo los efectivos están prestando sus servicios en la calle, cuando la realidad es que el 77% de la plantilla no está cubierta,  lo que se traduce en un par de agentes al frente de las instalaciones, los mismos que deben encargarse de patrullar por alguno de los siete pueblos que conforman las Tierras Altas de Lorca.

Izquierda Unida lleva años alertando que la disminución paulatina del número de agentes y horas de atención ciudadana en este cuartel es el paso previo para su desaparición. “Mientras ocurría con el Gobierno de Rajoy, el PP local permanecía callado”, recordó Martín. “Aunque ahora se pongan reivindicativos, hay que recordarles que esta lamentable situación es consecuencia de la brutal política de recortes que durante años ha estado practicando el PP, también en materia de seguridad ciudadana”.

Gloria Martín ha pedido al actual Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Diego Conesa, que trabaje en la dotación de más medios humanos y materiales en el cuartel de la Guardia Civil de Zarcilla de Ramos para revertir la paupérrima situación heredada de sus antecesores en el cargo.

Martín también ha traslado las quejas de los vecinos respecto a la escasa presencia de Policía Local en la zona. En ese sentido, recordó que en 2007 el Partido Popular cerró el cuartelillo de La Paca poco después de llegar a la Alcaldía. En 2014 invirtió 700.000 euros en la construcción de otro de nueva planta en Zarcilla de Ramos que debería tener una dotación de diez agentes, un cabo y un sargento “que brillan por su ausencia”.

Lo mismo sucede en las infraestructuras similares que se construyeron en La Hoya, Purias, Almendricos y Ramonete, con una inversión global de 1,2 millones de euros. “No sólo se ha despilfarrado una importante cantidad de dinero público en unos locales que están absolutamente infrautilizados, sino que tampoco de destina a los agentes a patrullar por la zona”, aseguró. Y es que el PP tampoco ha hecho frente a su compromiso de destinar el 41% de la plantilla de la Policía Local a las pedanías lorquinas, lo que se traduce en torno a los 60 agentes.

“Lamentamos el castigo permanente que se infringe a los vecinos del medio rural a través de la reducción sistemática de los servicios públicos, incluso los que tienen que ver con su propia seguridad”, concluyó la edil de IU-Verdes.

 

Actualizado (Miércoles, 12 de Diciembre de 2018 10:24)